Hábitos de un buen trader

Para llegar a ser un buen trader se deben tener en cuentas diversos aspectos del trading. Aunque cada uno tiene su propia forma de operar, su estrategia, costumbres…, todos debemos tener en cuenta estos hábitos a la hora de operar.

Plan estratégico

Todo buen trader debe tener su propia estrategia a la hora de operar y, por supuesto, si es buena, ponerla en práctica siempre que sea posible y confiar en ella. Aunque si bien es cierto, la estrategia debe ser flexible, para así adaptarse a la situación del mercado actual.

Anticiparse a eventos

Siempre tenemos que estar al tanto de las noticias económicas y prever que pasará en el mercado tras la noticia, poniendo en práctica nuestra estrategia. Aunque podemos especular y suponer lo que ocurrirá tras un evento programado, no podemos ver el futuro, es por eso que nuestra estrategia debe ser flexible y fácilmente adaptable a las diferentes situaciones.

Dejar a un lado las emociones

No debemos involucrar las emociones y sentimientos en nuestras operaciones. Si tenemos una estrategia, no la cambiemos porque nos sentimos eufóricos o muy confiados porque podemos perder todo en cuestión de minutos. Si hemos tenido un mal día, lo aparcamos y nos centramos en las operaciones que vamos a hacer y la estrategia que tenemos.

Siempre preparado

Debemos estar atentos a las noticias e hitos importantes del mundo económico, puesto que cualquier suceso puede influir en el mercado, haciéndolo cambiar por completo. Aunque, además de las noticias espontáneas que puedan ocurrir, también tenemos que tener conocimientos de todos aquellos hitos que puedan afectar al mercado, como por ejemplo los del calendario económico

Centrarse en algunos productos

Dice el refrán: “quien mucho abarca poco aprieta”. Llevándolo al terreno del trading nos referimos a que es preferible realizar operaciones con solo algunos productos, con el fin de conocerlos cada vez más. Cuantas más operaciones realicemos con esos productos, mejor sabremos cómo actúan dependiendo de la situación. Es una buena forma de prever el futuro del producto.

Stop Loss

Un gran trader no se caracteriza por tener grandes beneficios, sino por las pocas pérdidas. Por ello establecemos el Stop Loss, que nos ayuda a saber cuándo cerrar una operación y no tener así grandes pérdidas. Por supuesto modificarlo no es una buena opción, porque nos puede llevar a una mayor pérdida de la prevista con el Stop Loss.

Ser paciente e impaciente

Ambos términos son contradictorios, sin embargo debemos aplicarlos, pero en situación diferentes. Debemos ser pacientes con las operaciones ganadoras, para no cerrarlas antes de tiempo. No tenemos que ponernos nerviosos cuando la operación nos está proporcionando beneficios. Por el contrario, debemos cerrar cuanto antes una operación que nos esté haciendo perder dinero. Debemos ser impacientes y no esperar a ver si el mercado cambia.

Evitar el agotamiento

Tradear no requiere un esfuerzo físico, pero sí mental. Esto nos puede llevar al agotamiento psicológico, sobre todo si tenemos un mal día con más pérdidas que beneficios. Para evitar la frustración, el agobio, el enfado…debemos establecer un horario, tanto de trading como de descanso.